Aprendiz en la vida

Blog aprendiz de sabio en la vida.

Categoría: Crecimiento personal (Página 2 de 3)

Tres sencillas habilidades para hacer un hábito en el trabajo

Piensa en las personas que más admiras. ¿Qué cualidades tienen? Es probable que los rasgos de carácter como ser empático, digno de confianza, y un buen oyente, o tener paciencia, una actitud positiva, y ser adaptable vienen a la mente.
Las habilidades sencillas señalan que no sólo puedes hacer el trabajo, sino que vas a reunir a la gente al mismo tiempo.
Sorprendentemente estos rasgos que ayudan a las personas a tener éxito en sus carreras no son necesariamente los que te hacen el mejor programador, número Cruncher, o diseñador. Y estas “habilidades blandas” no son las que tradicionalmente se enseñan en la escuela o en los programas de entrenamiento corporativo. Y, sin embargo, de acuerdo con los analistas de negocios, son exactamente las cualidades que los empleadores están buscando cada vez más. Alguien que encarna estas habilidades de ser interpersonal — además de las destrezas especializadas que se necesitan para realizar su trabajo — es altamente deseable en el mercado de trabajo de hoy. Señala que no sólo puedes hacer el trabajo, sino que vas a reunir a la gente al mismo tiempo.
El enfoque en las habilidades interpersonales para el crecimiento profesional es la relatividad nueva, pero cada vez es más común. Hay programas en línea para desarrollar la inteligencia emocional y para aprender comunicación noviolenta, y consultores (divulgación completa: soy uno de ellos) que trabajan con los empleados para construir estas habilidades en el lugar de trabajo.
El éxito profesional incluye saber cómo hacer tu trabajo y cómo estar en el trabajo.Tener la mezcla adecuada de ambos no sólo le hará más empleable, sino también hacer que la experiencia del trabajo más agradable para todos. La buena noticia: no es tan difícil de hacer y es absolutamente algo que usted puede hacer por su cuenta.Aquí hay tres hábitos sencillos en los que puedes trabajar ahora para mejorar la forma en que te presentas en el trabajo y la impresión que haces a tus colegas.

1) Presta la atención cuando no estés prestando la atención

Aquí hay un lugar fácil y libre de partida — sólo nota cuando no estás presente: tu mente deambula en una reunión o te conectas a Facebook por octava vez hoy. Hacer eso genera conciencia de presente, o presencia. Cuanto más lo haces, más fácil es. Tu mente se desvía, te das cuenta, y suavemente la traes de vuelta. A medida que desarrolles la presencia, otros a tu alrededor lo sentirán.

2) Considera tus palabras cuidadosamente

Comience a prestar atención a sus palabras antes de que salgan de su boca. Al considerar sus pensamientos y palabras, incluso brevemente, antes de compartirlas, usted comenzará a construir las habilidades del discernimiento (¿necesito decir esto ahora mismo?) y autenticidad (¿es esto realmente lo que quiero decir?). Su comunicación será más clara, y usted ganará la confianza de sus colegas para ser reflexivo y honesto-dos habilidades de la gente altamente respetada y acertada.

3) Sé verdadero

Explora lo que sucede cuando pides apoyo. La vulnerabilidad está muy subvalorada.

Practica diciendo, no  cuando no lo sabes, y Necesito ayuda cuando necesitas ayuda. Note cuando usted siente la necesidad de saber todo y actuar por su cuenta.Explore lo que sucede cuando pide apoyo. La vulnerabilidad está muy subvalorada. El permitirse ser vulnerable y decir, “no sé,” ahorra tiempo y energía-usted consigue al asunto del núcleo inmediatamente. También ayuda a crear confianza entre los colegas cuando usted pide ayuda o información y les permite apoyarle. Además, invita a otros a ser vulnerables, fomentando un ambiente de equipo donde la gente siente que sus compañeros de trabajo tienen sus espaldas.

La tiranía de la positividad implacable

La tiranía de la positividad implacable

Estamos atrapados en una cultura rígida que valora la positividad implacable sobre la agilidad emocional, la verdadera capacidad repecuperativa y la prosperidad, dice Susan David, psicóloga de la Facultad de medicina de Harvard y autora del libro Emotional Agility. Y cuando hacemos a un lado las emociones difíciles para abrazar una falsa positividad, perdemos nuestra capacidad de desarrollar habilidades profundas para ayudarnos a lidiar con el mundo tal como es, no como deseamos que sea. En esta charla Ted, la Dra. David explora por qué las emociones duras son esenciales para vivir una vida de verdadero significado y, sí, incluso la felicidad.

Susan David: “En Sudáfrica, de donde vengo,” Sawubona “Es la palabra Zulú para” Hola “. Hay una hermosa y poderosa intención detrás de la palabra porque “Sawubona” literalmente traducido significa, “Te veo, y al verte te siento.” Tan hermoso, imaginen ser recibidos así. Pero, ¿qué se necesita en la forma en que nos vemos a nosotros mismos? ¿nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestras historias que nos ayudan a prosperar en un mundo cada vez más complejo y cargado?

Esta pregunta crucial ha sido el centro del trabajo de mi vida. Porque la forma en que lidiamos con nuestro mundo interior impulsa todo. Cada aspecto de cómo amamos, cómo vivimos, cómo somos padres y cómo conducimos. La visión convencional de las emociones como buena o mala, positiva o negativa, es rígida. Y la rigidez frente a la complejidad es tóxica. Necesitamos mayores niveles de agilidad emocional para una verdadera resiliencia y prosperidad.

La visión convencional de las emociones como buena o mala, positiva o negativa, esrígida. Y la rigidez frente a la complejidad es tóxica.

Mi viaje con este llamamiento no comenzó en los salones sagrados de una Universidad, sino en el sucio, tierno negocio de la vida. Crecí en los suburbios blancos del apartheid Sudáfrica, un país y una comunidad comprometidos a no ver. A la negación. Es la negación lo que hace que 50 años de legislación racista sea posible mientras la gente se convence de que no está haciendo nada malo. Y sin embargo, primero aprendí del poder destructivo de la negación a un nivel personal, antes de que entendiera lo que estaba haciendo al país de mi nacimiento.

Mi padre murió el viernes. Tenía 42 años y yo tenía 15. Mi madre me susurró que iba a despedirme de mi padre antes de ir a la escuela. Así que puse mi mochila y caminé por el pasaje que corría a través de donde el corazón de nuestra casa mi padre yacía muriendo de cáncer. Tenía los ojos cerrados, pero sabía que yo estaba allí. En su presencia, siempre me había sentido visto. Le dije que lo amaba, me despedí y me dirigí a mi día. En la escuela, me fui de la ciencia a la matemática a la historia a la biología, como mi padre se deslizó del mundo. De mayo a julio a septiembre a noviembre, fui con mi sonrisa habitual. No he soltado ni una nota. Cuando me preguntaron cómo lo estaba haciendo, Me encogí de hombros y dije, “bien”. Me elogiaron por ser fuerte. Yo era el amo de estar bien.

Pero de vuelta a casa, luchamos — mi padre no había sido capaz de mantener su pequeña empresa durante su enfermedad. Y mi madre, sola, estaba afligiendo al amor de su vida tratando de criar a tres hijos, y los acreedores estaban tocando. Nos sentimos, como una familia, financiera y emocionalmente devastado. Y comencé a bajar en espiral, aislada, rápida. Comencé a usar la comida para adormecer mi dolor. Borracheras y purgas. Negándome a aceptar todo el peso de mi dolor. Nadie lo sabía, y en una cultura que valora la positividad implacable, pensé que nadie quería saberlo.

Moviéndose más allá de la rigidez emocional

Pero una persona no compró su historia de triunfo sobre el dolor. Mi profesor de Inglés de octavo grado me arregló con ojos azules ardientes mientras entregaba cuadernos en blanco. Ella dijo, escribe lo que estás sintiendo. Decir la verdad. Escribir como la lectura de nadie. Y así como así, me invitaron a aparecer de una auténtica a mi pena y dolor. Fue un acto simple, pero nada menos que una revolución para . Fue esta revolución que comenzó en esta libreta en blanco hace 30 años que formó el trabajo de mi vida. La correspondencia secreta y silenciosa conmigo misma. Como una gimnasta, comencé a ir más allá de la rigidez de la negación en lo que ahora he venido a llamar agilidad emocional.

La belleza de la vida es inseparable de su fragilidad: somos jóvenes hasta que no lo somos. Caminamos por las calles sexy hasta que un día nos damos cuenta de que somos invisibles. Regañamos a nuestros hijos y un día nos damos cuenta de que hay un silencio donde ese niño fue una vez, ahora haciendo su camino en el mundo. Estamos sanos hasta que un diagnóstico nos pone de rodillas. La única certeza es la incertidumbre, y sin embargo no estamos navegando esta fragilidad con éxito o de manera sustentable. La Organización Mundial de la salud nos dice que la depresión es ahora la única causa principal de discapacidad en todo el mundo: sobrepasando el cáncer, superando las enfermedades cardíacas. Y en un momento de mayor complejidad, un cambio tecnológico, político y económico sin precedentes, estamos viendo cómo la tendencia de la gente es cada vez más a encerrarse en respuestas rígidas a sus emociones.

Por un lado, podríamos meditar obsesivamente sobre nuestros sentimientos, atascarnos dentro de nuestras cabezas, engancharnos a tener razón, o ser victimizados por nuestra fuente de noticias. Por el otro, podríamos embotellar nuestras emociones, empujarlos a un lado y permitir sólo aquellas emociones consideradas legítimas.

En una encuesta que realicé recientemente con más de 70.000 personas, descubrí que un tercio de nosotros — un tercio — nos juzgamos a nosotros mismos por tener las llamadas “malas emociones”, como la tristeza, la ira o incluso el dolor. O activamente tratar de apartar estos sentimientos. Hacemos esto no sólo a nosotros mismos, sino también a las personas que amamos, como nuestros hijos — podemos inadvertidamente avergonzarlos de las emociones vistas como negativas, saltar a una solución, y no ayudarles a ver estas emociones como inherentemente valiosas.

‘Perfecto no existe’ Vídeo motivador

Genial vídeo motivador, que nos hace reflexionar sobre la importancia, de pararnos a mirar lo que hacemos, sin criticar o menospreciar nuestra creación, ya que podemos tener una obra de arte entre las manos.

Liderazgo

Liderazgo

Veamos, la real academia española define líder cómo: Persona que encabeza y dirige un grupo, movimiento social, político, etc. Pero visto de esta manera podría parecer que ser un líder es lo mismo que ser un jefe, ya que ambos términos tienen mucha diferencia entre sí. Por una parte la definición de jefe es: Persona que tiene autoridad o poder sobre un grupo para dirigir su trabajo o sus actividades. Si nos fijamos en las pequeñas diferencias entre las dos definiciones, podemos llegar a una conclusión importante para comprender la diferencia en el comportamiento de un líder: el líder no busca ejercer autoridad sobre las demás personas; si no dirigir y organizar un grupo para que todos los integrantes trabajen en la misma dirección y así conseguir el éxito. Entender la diferencia entre ejercer autoridad y dirigir es esencial para poder desarrollar las aptitudes que un líder necesita, y aunque estemos profundizando en esto más adelante, por ahora basta saber que la clave principal es entender que tu opinión y métodos de trabajo no son los únicos válidos, escuchar al equipo y buscar un consenso entre todos será vital, aunque a ti te toque tener la última palabra.

¿Qué es el liderazgo?

El liderazgo, por su parte, es la acción de ser líder, lo que es lo mismo que la puesta en práctica de las aptitudes de un líder en algún escenario determinado, siendo esto la capacidad que tiene un individuo para dirigir y gestionar a un grupo. Se habla de capacidad porque el liderazgo es una habilidad que puede ser desarrollada.

Se puede ser un líder sin ser un jefe, pero no se debe ser jefe sin ser líder. Se puede diferenciar muy fácilmente un equipo donde hay un jefe de otro donde hay un líder. En el primero, la figura de autoridad suele ser un enemigo del equipo, en cambio, en el segundo, el responsable es un aliado que trabaja a la par con el equipo.



¿Cuáles son los estilos de liderazgo?

Dentro de la definición de liderazgo se pueden encontrar diferentes tipos y sub tipos, y es importante conocer cómo se comporta cada tipo de líder, pues no todos actúan de la manera correcta. Identificar a cada uno de ellos podrá ayudarte a saber qué tipo de líder eres y en el tipo que deberías convertirte para el mejor desarrollo de las actividades. Así que, antes de considerar encasillarse en una categoría hay que tener muy en cuenta todas las características del entorno, incluyendo a los subordinados y a los superiores. No es lo mismo ser un líder en un ambiente hostil a serlo en un ambiente amigable donde se fomente el trabajo en equipo.

Liderazgo burocrático

El liderazgo burocrático es más ser un jefe que ser un líder. Este tipo se puede encontrar constantemente en ambientes empresariales y políticos. Es la manera más formal de liderar, y como mencionamos anteriormente, se corre el riesgo de que la figura de autoridad sea vista como un enemigo en vez de un aliado que busca beneficiar al equipo de trabajo. En la gran mayoría de estos casos, el líder es elegido para el puesto en la empresa por sus estudios o experiencia en el área a trabajar, y sus habilidades para tratar con el resto de los empleados no son muy tomadas en cuenta. Asombrosamente se podría decir que algunas empresas prefieren tener jefes y no lideres para estar seguros de que la figura de autoridad sea leal al patrono y no a los empleados.

El líder burócrata impone su autoridad para designar las actividades a los subordinados, busca que existan normas explicitas y que estás sean cumplidas sin excepción. Aunque en muchos casos las responsabilidades sean bien divididas entre los subordinados según las habilidades de cada uno, se crea un ambiente de trabajo tenso donde existe una clara diferencia entre quien manda y quien obedece. Los empleados no tienen derecho a dar su opinión, simplemente deben cumplir las órdenes.

Ventajas del liderazgo burocrático

  • Excelente cuando el equipo de trabajo es irresponsable o ineficiente
  • Ideal cuando el equipo de trabajo debe manejar grandes cantidades de dinero o bienes costosos
  • Resultados garantizados

Desventajas del liderazgo burocrático

  • Carencia en la comunicación
  • Ambiente de trabajo tenso
  • Demasiadas normativas absurdas
  • Resistencia al cambio

Liderazgo carismático

Muchos concuerdan en que se consiguen más cosas por las buenas que por las malas, y en este caso podemos confirmar este dicho.  Las diferencias entre este tipo de líder y el anterior son totales. El líder carismático busca que sus subordinados se sientan bien y quieran trabajar al tratarlos muy amablemente, reforzando sus destrezas y creando un ambiente de trabajo amigable donde el líder es un aliado de sus subordinados. Este tipo de líderes suelen ser personas extrovertidas dentro y fuera del ambiente de trabajo. Lo malo de los que se clasifican en esta categoría es que, si el líder se muestra muy blando, se corre el riesgo de que los empleados no tomen en serio las instrucciones para hacer el trabajo.

Ventajas del liderazgo carismático

  • Se crea un ambiente de trabajo amigable
  • Se reducen los problemas entre el líder y los subordinados
  • Los empleados se sienten más motivados para trabajar
  • Los subordinados sienten que son escuchados e importantes
  • Cada quien recibe el mérito por su trabajo

Desventajas del liderazgo carismático

  • El líder puede convertirse en insustituible
  • No se le da la importancia suficiente a destacar los errores




Liderazgo de servicio

Existe una diferencia drástica entre esta y las dos categorías anteriores. Mientras el líder burócrata y el carismático buscan el beneficio de un superior, llámese empresa u otro, el líder de servicio está completamente enfocado en buscar el beneficio de los subordinados. De hecho, para este tipo de liderazgo, el líder se coloca así mismo en una posición donde lo importante es servir a los demás. Esta categoría es común de encontrar en ambientes religiosos y grupos sociales de ayuda, aunque también se pueden encontrar como responsables de grupos de trabajo.  El objetivo de este tipo de líder es organizar y enseñar al grupo, se convierten en parte esencial del desarrollo del trabajo de todo el equipo, busca inspirar con sus conocimientos a los demás, infunden respeto y amabilidad para con todos.

Ventajas del liderazgo de servicio

  • Enseña sus conocimientos al equipo
  • Escucha las opiniones de los demás para hacer mejor el trabajo
  • Trabaja constantemente para servir a los superiores y a los subordinados
  • Aumentan los resultados positivos

Desventajas del liderazgo de servicio

  • Puede no ser el mejor líder para un puesto de autoridad importante
  • Su autoridad suele ser subestimada

Liderazgo transaccional

En esta categoría se unen ciertas características de las anteriores. El líder transaccional es un supervisor empresarial que busca el beneficio tanto de la empresa como de los empleados a su mando mediante un método de intercambio. Es decir, este liderazgo tiene como base otorgar recompensas por la eficacia del equipo de trabajo. Cuando a los empleados se les premia con una bonificación en su sueldo por cantidad de ventas o producción, estamos en presencia de un tipo de liderazgo transaccional. Gracias a este estimulo, los trabajadores se sienten motivados para hacer mejor su trabajo, lo que a su vez beneficia totalmente a la empresa. Al mismo tiempo, el líder pone las tareas específicas a realizar y los puntos que cada uno debe reforzar.

Ventajas del liderazgo transaccional

  • Beneficio para la empresa y el trabajador
  • Resultados positivos garantizados
  • Cada quien recibe el mérito por su trabajo

Desventajas del liderazgo transaccional

  • Funciona solo mientras se esté otorgando la recompensa
  • No fomenta lealtad
  • El líder no es una figura de vital importancia




Cómo descubrir dónde vive la felicidad

Cómo descubrir dónde vive la felicidad

Quién no quiere ser más feliz en su vida? Pero, ¿qué es la felicidad?

Es diferente para todos y el desafío es encontrar lo que significa para nosotros.Kurt Vonnegut lo dice muy bien: “Y te insto a que por favor notes cuando eres feliz, y exclames o murmures o pienses en algún momento, ‘si esto no es bueno, no sé lo que es'”.

En este video de Elaine Smookler, ella le pide a la gente que se dé cuenta de que a veces la razón por la que no estamos contentos es porque no nos hemos tomado el tiempo para descubrir qué significa eso para nosotros. Nos quedamos tan atrapados al comparar nuestras vidas con los demás que nos cuesta responder la simple pregunta: ¿qué me trae la verdadera felicidad?

Aquí hay 3 cosas que debe considerar al descubrir lo que le trae felicidad:

1) Probar por la felicidad : “Personalmente, me resulta útil no necesariamente pensar en términos de felicidad exactamente, pero estoy bien incluso con la noción de estar más feliz, notando cualquier cosa que me mueva en una dirección de algo delicioso, comenzando a cultivar mi propia experiencia de lo que me hace feliz. Porque lo que me hace feliz puede que no te haga feliz, puede que no haga feliz a tu pareja “.

2) Observe su Mente Comparada: “Cada uno de nosotros tiene su propio camino en la vida y parte de nuestro desafío es que no estamos acostumbrados a siquiera preguntarnos y darnos cuenta: ¿qué me trae la felicidad? Entonces, lo que termina sucediendo es que perseguimos tantos sueños que pueden o no tener algo que ver con lo que nos daría felicidad. Miramos a otras personas y decimos, oh, esa persona tiene un auto nuevo. Oh, esa persona tiene una casa elegante. Esa persona tiene esto … Esta persona tiene eso … Bueno, eso es maravilloso. Pero, hasta que realmente sepa lo suficiente acerca de usted mismo como para ver qué le abre lo que lo hace feliz, puede ser realmente difícil saber en qué dirección exactamente está la felicidad “.

3) Deseaos a ti mismo y a los demás Felicidad: “Sugeriría que la noción de desear la felicidad para uno mismo y aquellos a quienes nos preocupamos e incluso aquellos a los que no nos importa es hermosa. Pero reconoce que puede llevarte un poco saber realmente qué te hace feliz. Y cuando digo feliz me refiero no solo a una “avalancha de azúcar”, [quiero decir] a una felicidad sostenida y al bienestar “.

& Anured &