Primero que nada, deberemos definir que es la ansiedad y que es loa depresión, para poder luego centrarnos en como superarlas

¿Qué es la depresión?

La depresión (trastorno depresivo mayor) es una enfermedad médica común y grave que afecta negativamente a la manera cómo te sientes, la manera en que piensas y cómo actúas. Afortunadamente, es tratable. La depresión causa sentimientos de tristeza y una pérdida de interés en las cosas que alguna vez disfrutabas. Puede llevar a una gran variedad de problemas emocionales y físicos, pudiendo disminuir la capacidad de una persona para poner atención al mundo externo y el medio ambiente en general, desorden en la higiene, el sueño y por tanto, una menor concentración, e irritabilidad

Síntomas de la depresión

Los síntomas de la depresión pueden variar de insignificantes a severos que pueden ser:

  • Sentirse triste o tener un estado de ánimo deprimido.
  • Pérdida de interés en actividades que antes se disfrutaban.
  • Complicación para dormir o dormir mucho.
  • Pérdida de energía o aumento de la fatiga.
  • Cambios en el apetito.
  • Sentirse sin ningún valor o culpable de los problemas que le rodean.
  • Dificultad para pensar, concentrarse, tomar decisiones y posibilidad de lentitud en el habla.

¿Cómo afecta la depresión a los pensamientos?

La depresión hace más lento el proceso de los pensamientos, eliminando todos los relacionados con la confianza en uno mismo y amplifica los de inferioridad, los de culpa y la idea de ser incapaz o de poco valor para los demás. Además se tienen muy pocas o incluso nulas expectativas del futuro y una visión vaga y desinteresada sobre este, incluso sombría. También puede llegar ha afectar a; la memoria, la concentración y en general provoca un estado mental de total auto-ataque.

  • “Me siento inútil”
  • “Todo lo que pasa es culpa mía”
  • “No puedo concentrarme”
  • “No valgo nada”
  • “Veo todo negro”
  • “Me falla la memoria”

¿De que manera influye la depresión en las emociones?

La persona con depresión experimenta sentimientos de pena, tristeza, perdida del sentido del humor, tendencia hacia el enojo o la rabia, la culpa, y las ganas de llorar, sin encontrar una razón especifica, lo cual provoca que no se disfruten las cosas como antes.

  • Llanto fácil, o deseos de llorar.
  • Pena, tristeza.
  • Irritabilidad.
  • Desinterés por todo.
  • Falta de interés para asistir a reuniones sociales, con amigos o familiares.
  • “Nada me hace feliz”
  • “Nada me entusiasma”
  • “No disfruto en ningún lado”

¿Cuales son los causantes de la depresión?

La depresión puede afectar a cualquier persona, incluso a una persona que parece vivir una vida relativamente ideal, y los factores que pueden desempeñar un papel en la aparición de depresión, son variados:

  • Genética: La depresión puede presentarse en la familias. Por ejemplo, si un gemelo idéntico tiene depresión, el otro tiene un 70 por ciento de probabilidades de tener la enfermedad en algún momento de la vida.
  • Personalidad: Las personas con baja autoestima, que se sienten fácilmente abrumadas por el estrés o que son generalmente pesimistas, parecen ser más propensas a experimentar depresión.
  • Factores ambientales: La exposición continua a la violencia, el abandono, el abuso o la pobreza puede hacer que algunas personas sean más vulnerables a la depresión.
  • Bioquímica: Las diferencias en ciertas sustancias químicas en el cerebro pueden contribuir a los síntomas de la depresión.



Ahora que ya sabemos que es la depresión y sus causas, veamos que es la ansiedad:

¿Que es la ansiedad?

La ansiedad  es un concepto general que engloba diversos trastornos que dan origen al nerviosismo, el miedo, la depresión y la preocupación.

Estos trastornos influyen en cómo nos sentimos, nos comportamos y pueden causar síntomas físicos. La ansiedad suave puede pasar levemente sin ser detectada, mientras que la ansiedad severa puede trastocar seriamente la vida cotidiana.

Los trastornos de ansiedad son padecidos por millones de personas en el mundo, y es la enfermedades mentales, más usual. No obstante, solo el 39% de las personas reciben tratamiento medico.

La APA (American Psychological Association) define la ansiedad como:

“Una emoción caracterizada por sentimientos de tensión, pensamientos preocupados y cambios físicos como aumento de la presión sanguínea”

Es importante saber la diferencia entre los sentimientos normales de ansiedad y un trastorno de ansiedad que requiere atención médica.

Tipos de ansiedad

  • Trastorno de ansiedad generalizada (GAD, por sus siglas en inglés) : este es un trastorno crónico que incluye ansiedad excesiva y duradera y preocupaciones sobre actividades, objetos y situaciones de la vida no específicos. Es el trastorno de ansiedad más general. Las personas con TAG no siempre son capaces de reconocer la causa de su ansiedad.
  • Trastorno de pánico : ataques breves o repentinos de intenso terror y aprensión caracterizan el trastorno de pánico. Estos ataques pueden ocasionar temblores, confusión, mareos, náuseas y complicaciones para respirar. Los ataques de pánico tienden a ocurrir y acelerar rápidamente y llegar a su punto máximo después de 10 minutos. No obstante, pueden durar varias horas.
  • Trastorno de ansiedad social : Este es un temor a ser juzgado negativamente por otros en circunstancias sociales o por temor a la vergüenza pública. Esto incluye una variedad de sentimientos, como temor escénico, miedo a la intimidad y miedo a la humillación. Este trastorno puede hacer que las personas eviten las situaciones públicas y el contacto humano hasta el punto de que la vida cotidiana se vuelva extremadamente difícil.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC): este es un tipo de trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos o acciones que son repetitivas, angustiantes e intrusivas. El TOC regularmente sabe que sus compulsiones no son razonables o irracionales, pero sirven para mitigar su ansiedad. Las personas con OCD pueden obsesivamente limpiar objetos o manos personales o revisar constantemente cerraduras, estufas o interruptores de luz.
  • Trastorno de estrés postraumático (PTSD):  es la ansiedad que resulta de un trauma previo, como un combate militar, una agresión sexual, una situación de rehenes o un accidente grave. El TEPT a regularmente conduce a recuerdos retrospectivos, y la persona puede llevar a cavo cambios de comportamiento para eludir desencadenantes.
  • Trastorno de ansiedad por separación : se caracteriza por alto grado de ansiedad cuando se separa de una persona o lugar que ofrece confianza o seguridad. La separación a veces resulta en síntomas de pánico. Se considera un trastorno cuando la respuesta es excesiva o inapropiada después de la separación.

¿Qué causa la ansiedad?

Los trastornos de ansiedad tienen una variedad complicada de causas, que incluyen:

  • Factores ambientales, como estrés de una relación personal, trabajo, escuela, evento traumático o incluso falta de oxígeno en áreas geográficas de gran altitud.
  • Genética.
  • Factores médicos, como los efectos secundarios de medicamentos, el estrés de una afección médica subyacente grave.
  • Uso de sustancias ilícitas.

La ansiedad excesiva es comúnmente liberada por el estrés de la vida diaria y cualquier combinación con los anteriores. Por lo habitual, es una reacción a fuerzas externas, pero es probable que surjan sentimientos de ansiedad por parte de una persona que se dice a sí misma que ocurrirá lo peor.

Por ejemplo, una persona puede reaccionar al estrés en el trabajo tomando más alcohol o tomando sustancias ilícitas, incrementando la ansiedad o las posibilades de padecerla.


¿Como superar la ansiedad y la depresión?

Aquí veremos los diferentes modos que hay de intentar combatirla, aunque lo recomendable, es visitar a un medico, para obtener una opinión profesional.

Medicamentos para la ansiedad y la depresión

Su médico puede recetarle un medicamento antidepresivo que maneje tanto la depresión como los síntomas de la ansiedad, como un “ISRS” (Inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina), un IRSN (Inhibidor de la recaptación de serotonina-norepinefrina), además de otros como el bupropión y la mirtazapina.

Algunos ejemplos de ISRS son:

  • Citalopram (Celexa)
  • Escitalopram (Lexapro)
  • Fluoxetine (Prozac, Sarafem, Symbyax)
  • Fluvoxamina (Luvox)
  • Paroxetina (Paxil)
  • Sertralina (Zoloft)

Algunos ejemplos de IRSN son:

  • Desvenlafaxine (Pristiq)
  • Duloxetina (Cymbalta)
  • Levomilnacipran (Fetzima)
  • Venlafaxina (Effexor)

Notifique a su médico acerca de todos sus síntomas para que pueda decidir cuál es el mejor, y también mencione los suplementos que toma, incluso si son supuestos “naturales”, para prevenir que puedan afectar su tratamiento.

Tenga en cuenta que pueden pasar algunas semanas o meses para que su medicamento funcione al 100%.

Ejercicio

Es un motivador del estado de ánimo y elevador de la autoestima y confianza, además de estar demostrado que es bueno para el cuerpo y la mente. Y se considera que es un buen tratamiento para la depresión.

“Incluso una caminata rápida puede activar las endorfinas” – Irwin.

El ejercicio frecuente de al menos 3-5 veces por semana y de mucha energía es el mejor.

Técnicas de relajación

Prueba con diferentes ejercicios de yoga, meditación o respiración.

Según la psiquiatra Sheenie Ambardar, meditar durante solo 2-5 minutos en el día puede disminuir su ansiedad y mejorar su estado de ánimo. Ella sugiere probar cualquiera de estas estrategias simples:

  • Concéntrate en tu aliento.
  • Haz una bella imagen en tu mente.
  • Repite una palabra o mantra simple, como “amor” o “felicidad”.

Controle la dieta

No permita que la comida “de comodidad” elimine tus hábitos alimenticios. La ansiedad y la depresión a menudo provocan antojos de carbohidratos, tal como decíamos anteriormente, afectando a tu forma física que posteriormente disminuirá la autoestima por los cambios en el cuerpo, cayendo en una espiral auto-destructiva de auto-critica.

Elija proteínas magras con un poco de grasas “buenas”, para sentirse más satisfecho y tranquilo. Y llena la mitad de tu plato con frutas y verduras. Limite la cantidad de azúcar, cafeína y el alcohol, eliminarlo todo lo posible.

Buscar apoyo

Las relaciones fuertes te ayudan a sentirte mejor. Contacta a tus familiares y amigos, y hazles saber por lo que estás pasando para que te animen.

También puedes unirte a un grupo de apoyo, donde conocerás a personas que están pasando por lo mismo que tu, y poder expresar lo que sientes.



Toma algunos pasos por tu cuenta

Organizarse.

“Menos desorden en el entorno físico, la bandeja de entrada del correo electrónico y el cubo de cosas por hacer ayudarán a que su mente esté más a gusto” – Braslow.

No tienes que abordar todo de una vez. Haga un plan para trabajar en un área a la vez.

Marca nuevos objetivos.

¿Hay algo que siempre quisiste hacer o un lugar al que quieras ir? Cree un plan realista paso a paso para que esto se lleve a cabo.

Lee un buen libro.

Es una excelente forma de relajarse. Incluso hay investigaciones que demuestran que leer libros sobre espiritualidad o psicología puede mejorar tu estado de ánimo.

Haz algo significativo.

Participe en una actividad que sea importante para ti. Puede ser una causa social, atlética, política, espiritual… en la que puedas ofrecerte como voluntario. Busque algo que te dé sentido de propósito.

Sea creativo.

Dirige tu enfoque a algo constructivo. Redescubre tus puntos fuertes, si tienes un talento o interés perdido desde hace tiempo, vuelva a sumergirte en él. Braslow sugiere probar poesía, música, fotografía o diseño.

Duerme lo suficiente.

Cuando una persona no duerme lo suficiente, se vuelve aún más propensa a desarrollar ansiedad, ya que el sueño es muy importante para ayudar al cuerpo a descansar y recuperarse para el día a día.