A falta de pan, buenas son tortas

 

Qué es “A falta de pan buenas son las tortas”

A falta de pan buenas son las tortas es un refrán que significa que un individuo se conforma con algo que sustituye otra cosa. En este sentido, se puede decir que este refrán está relacionado con el conformismo y resignación de lo que se tiene a lo que realmente se quería como primera opción. Como tal, es un refrán popular, de origen español, que se ha extendido y usado en todo el habla de hispana.

La expresión de esta frase se originó hace muchos años, específicamente en las panaderías cuando estas no tenían pan. Los clientes al acercarse a comprar pan, le ofrecían tortas, hechas sin levaduras, por lo que los individuos se debían de conformar en llevar tortas y no el producto que anhelaba y ambicionaban.

La enseñanza que deja este refrán, es que en ocasiones el ser humano debe de aceptar lo que consigue en caso de no encontrar lo que se desea realmente. Por ejemplo; un individuo pidió una colonia, en vista de no tener le recomendaron una crema, y en este momento es donde la persona responde a falta de pan buena son las tortas, asumiendo con cierta conformidad que adquirirá la crema.

Debido a la popularidad de este refrán, en ocasiones se usa únicamente la primera parte en un texto, dejando la segunda como sugerida o implícita, por ejemplo: a falta de pan… Además, tiene algunas variantes, como “a falta de caldo buena es la carne”, o “a mengua de pan, buenas son tortas”, entre otras.

Ya que el pan ha sido durante mucho tiempo el alimento básico en la historia y, en circunstancias de escasez, casi el único. La torta se hace también con masa de harina, cocida lentamente al horno, pero puede llevar otros ingredientes. De forma redonda, hay tortas saladas y dulces.

“A falta de pan, buenas son tortas” en inglés

En inglés, puede traducirse como half a loaf is better than none”, que la traducción literal en español sería “la mitad de un pan es mejor que nada”.