El refranero dice que abril es el mes de la primavera. Los campos y los jardines se llenan de flores. Los días se alargan y anochece cada vez más tarde. Conforme suben las temperaturas llegan las primeras aves migratorias y aparecen insectos y reptiles (lagartijas, camaleones…).

El canto del cuco en los bosques, a primeros de abril, y la vuelta de las golondrinas certifican la llegada de la primavera.  Por ser un mes de transición, entre el invierno y la primavera, abril es muy inestable desde el punto de vista climático, alternándose días despejados y soleados con otros lluviosos y fríos con heladas nocturnas. Por esto, para los agricultores, abril es un mes peligroso.  En las últimas semanas de abril puede haber una subida de temperaturas que se conoce con el nombre de «veranillo de las lilas y el cuco».

El invierno no ha pasado hasta que abril no haya acabado: es cierto. Como comentábamos antes, abril es un mes traicionero. Por lo que es recomendable no guardar toda la ropa de abrigo hasta que no llegue mayo, por si acaso.
En abril la helada, sigue a la granizada: cuando entra un frente frío la atmósfera se inestabiliza y se forman nubes de gran desarrollo vertical que provocan el granizo; después, el aire se estabiliza y baja la temperatura, quedando el cielo sin nubes, que es cuando surge la helada. Para evitar pérdidas en el huerto, es recomendable estar atentos a las previsiones meteorológicas para poder proteger las plantas en caso de que se vayan a producir granizadas.
Abril abrilero, o el pastor pide ayuda al barquero o las ranas mueren en el sequero: este mes puede ser o muy lluvioso o muy seco. No suele haber punto medio.
Abril lluvioso hace a mayo hermoso: y es verdad. Si llueve en este mes es seguro que mayo será muy bonito, ya que las plantas podrán crecer mucho mejor, de modo que el campo y los jardines se verán espectaculares.

  • En abril, aguas mil y todas caben en un barril.
  • Abril, aguas mil, cernidas en un mandil.
  • Abril de las aguas mil y todas caben en un candil.
  • Todas las aguas de abril, caben en un candil.
  • En abril, poca lluvia y nubes mil.
  • En abril, agua poca y nubes mil.
  • Abril, para ser abril, ha de tener aguas mil.
  • Abril, aguas mil, sino al principio al medio o al fin.
  • Abril de las aguas mil, si no al principio al fin.
  • Mes de abril, agua poca y nubes mil.
  • Abril es lluvioso y señoril.
  • Abril abrilero, cada día un aguacero.
  • Abril abrilero, cada día dos aguaceros.
  • Truenos en abril, la media y el celemín.
  • En abril, cada gota vale por mil.
  • Aguas en abril, vengan mil.
  • Agua de abril, si no es torrencial, llena la panera.
  • Agua en abril, granos mil.
  • Agua en abril, apaña tu camarín.
  • Si llueve en abril, prevén la media para medir.
  • Abril que truena, anuncia cosecha buena.
  • Cuando abril truena, noticia buena.
  • El año ha de ser bueno si por abril lo anuncian los truenos.
  • Semana Santa mojada, cuartilla de trigo colmada.
  • Cuando truena en abril, el labrador es feliz.
  • Abril llovedero llena el granero.
  • Abril saca la espiga a relucir.
  • En abril, sale la espiga del cubil.
  • Abril saca la espiga, mayo la madura.
  • Más valen las aguas de abril que los bueyes y el carro de David.
  • Lluvia de abril hincha al rey, el carro y el carril.
  • Si en abril hay lodo, no se perderá todo.
  • Sí abril fuere frío, habrá pan y vino; y si frío y mojado, seguro está el año.
  • Abril mojado, de panes viene cargado.
  • Abril mojado, bueno para los trigos y malo para los gusanos.
  • Abril mojado, malo en la huerta y bueno en el campo.
  • Abril mojado, mayo rociado.
  • En abril lluvias hasta que a las vacas los cuernos se les pudran.
  • A abril, desearle por lluvioso y temerle por vil.
  • De abril a abril, vuelven las aguas por donde solían ir.
  • Agua abrileña baña las hierbas; así las quiere el ganado lanar, pero no el de cerda.

Significado: Es un mes poco lluvioso, en el que los periodos soleados alternan con nubes aisladas. Las lluvias de abril y mayo aseguran la cosecha y hacen crecer la hierba en los prados.

Abril, si bueno al principio, malo al final: los agricultores temen que si empezamos el cuarto mes del año con buen pie, lo terminemos mal. Y es que eso es precisamente lo que puede ocurrir: tenemos 10 o 15 días muy buenos o muy malos, y los otros lo contrario.
Si truena en abril, prepara la capa y échate a dormir: y si te gusta el sonido de las tormenta, es probable que duermas aún mejor ese día; o que prefieras asomarte por la ventana para verlo. Aunque, eso sí, no te olvides del abrigo pues hará frío.
Abril tronado, viene buen verano: si hay tormentas durante el mes de abril, tendremos un verano más fácil de llevar.
Abril sonriente, mata de frío a la gente: puede que el cielo esté despejado, pero el viento que sopla a veces es frío. Por lo que durante este mes podremos disfrutar algunos días de buen tiempo y temperaturas agradables, pero si llega un momento en el que pensamos que ya no va a hacer más frío, no debemos de confiarnos.
Abril abrilero, cada día dos aguaceros: no hay término medio. O sequía, o lluvias torrenciales. En algunas partes del país puede llover de manera intensa cada poco tiempo.
En abril los espárragos para mí, en mayo para mi caballo: si eres de los que disfruta yendo a recoger espárragos aprovecha en marzo-abril, pues en mayo estarán tan duros que no se podrán comer.
En abril aguas mil: es uno de los refranes más conocidos. En algunas partes del país las lluvias son frecuentes; lamentablemente, en otras son prácticamente inexistentes.
Abril, abriloso y sus aguas sacan de la cueva al oso: con la llegada de las lluvias, el oso sale de su cueva para alimentarse después de haber pasado un invierno en reposo.

  • Abril y mayo tienen la llave del campo.
  • Abril y mayo componen el año.
  • Abril y mayo componen todo el año.
  • Abril y mayo, la llave de todo el año.
  • Abril y mayo se entienden a ratos.
  • Abril caluroso, mayo jocoso.
  • Abril lluvioso hace a mayo hermoso.
  • Abril lluvioso, hace a mayo florido y hermoso.
  • Abril lluvioso, mayo verdoso.
  • Si tienes pan para mayo y leña para abril, échate a dormir.
  • El que en abril riega, en mayo siega.
  • Llueva abril y mayo, aunque no llueva en todo el año.
  • Lluvias de abril y mayo son las mejores del año.

Significado: Abril y mayo son meses de transición entre el invierno y la primavera y muy inestables desde el punto de vista climático; para los agricultores, son meses peligrosos.
La llegada de abril, es primavera; la savia y la sangre altera: es la época en la que la vida resurge. La actividad normal de los campos y de los bosques regresa. Es también la época de celo de muchos animales.
En abril, cortas un cardo y te crecen mil: con el aumento de la temperatura y de las horas de luz solar, las hierbas crecen a un ritmo impresionante, hasta el punto de que aunque las cortes, en poco tiempo volverán a salir, no una, sino bastantes más.
En abril, sólo poda el ruin: cuando los vegetales salen de la hibernación, sube la savia, por lo que si se podan ahora el riesgo de perderlos es muy, muy alto, ya que con cada herida perderían mucha savia.
Por San Marcos, en el suelo habrá charcos: el día del Santo es el 25 de abril, día en el que las lluvias suelen ser habituales.

  • En abril, la flor empieza a salir.
  • En abril, la flor empieza a lucir.
  • En abril la flor empieza a relucir.
  • Una flor no hace abril, sino mil.
  • Abril trae flores y mayo se lleva los honores.
  • Abril encapulla las rosas y mayo las luce abiertas, hermosas y olorosas.
  • Abril encapulla las rosas y mayo las luce abiertas y hermosas.
  • Abril encapulla las rosas y mayo las luce abiertas y olorosas.
  • Abril encapulla las rosas y mayo las luce olorosas.
  • A abril con sus chaparrones, sigue mayo con sus flores.
  • Aparte de otras cosas, en abril las lilas y en mayo las rosas.
  • Abril, que agua rezumas y de lila perfumas.

Significado: Abril y mayo son meses de flores.

10 refranes meteorológicos de Abril

1) “En Abril, poca lluvia y nubes mil”

– Alude a los chaparrones asociados a nubes aisladas de desarrollo vertical. Esos nublados ocasionales alternan con periodos soleados. Así opina otro dicho: “En Abril, aguas mil, y todas caben en un barril”.

2) “A tres de Abril, el cuclillo ha de venir”

– Se refiere a la aparición del cuco, que anuncia la llegada de la Primavera con su rítmico cú-cú, entre la fronda de los árboles. Según la conseja, es un pájaro que nunca anida; pone el huevo en nido ajeno, y otro pájaro a su hijo cría.

3) “Abril puede traer rocío, y otras veces helada y frío”

– Se refiere a que habiendo el día templado y soleado por la noche puede caer bruscamente la temperatura apareciendo heladas tardías que hacen mucho daño en los cultivos. ¡Ojo con Abril!, que es helador y sutil.

4) “En Abril, sólo poda el ruin”

– Se refiere a que con la luz y el calor sube la savia en los vegetales y es improcedente dejar la poda para Abril. La época óptima es Marzo.

5) “ En Abril, cortas un cardo y te crecen mil”

– Se relaciona con el vigor de la vegetación impulsada por la luz y subida de la temperatura. En tiempos pretéritos, la escarda de las malas hierbas en los sembrados era una de las faenas más obsesivas del labrador.

6) “ La llegada de Abril, es Primavera; la savia y la sangre altera”

– Hace mención al resurgir de la vegetación y a la gran actividad de la vida animal: mamíferos, aves, insectos, reptiles, microorganismos. Las temperaturas medías rebasan el umbral de los 16 ºC. Es la época de celo y cubrición (de muchas especies de animales).

7) “ Por San Marcos el melonar, ni por nacido ni por sembrar”

– El evangelista San Marcos es el día 25 de Abril y para esas fechas ya deben estar sembradas las pipas de melón. Además, hacia esos días suele presentarse algún temporal de lluvia y sentencia el refrán: “Por San Marcos, en el suelo habrá charcos”.

8 )  “ Lluvias de Abril y Mayo son las mejores del año”

– Desde luego son muy importantes; pero tanto o más son las de Septiembre y Octubre que ayudan a regar y fecundar las tierras, preparando la otoñada de pastos y la sementera. Sin embargo, el campesino sabe que estas lluvias favorecen frutos y espigas; también el crecimiento de la hierba, en los prados y le aseguran la cosecha.

9) “En Abril la helada, sigue a la granizada”

– Cuando entra un frente frío, seguido de aire polar, primero se inestabiliza la atmósfera con grandes nubes de desarrollo vertical que determinan aguaceros y tormentas de granizo; posteriormente el aire se estabiliza y queda en calma, entonces baja la temperatura, queda el cielo despejado y surge la helada, con grandes pérdidas en el campo. Otro dicho que alude a estas circunstancias es: “Negará la madre al hijo, pero no el hielo al granizo”.

10) “El Invierno no pasado hasta que Abril no haya acabado”

– Ello alude, una vez más, a las heladas tardías que pueden surgir en ambas mesetas. De aquí la mala fama que tiene Abril entre los agricultores: Abril: debieran llamarte ¡Ah vil!.