Aprendiz en la vida

Blog aprendiz de sabio en la vida.

las primeras lluvias erasmus

Las primeras lluvias del Erasmus

Abro los ojos recordando que hoy no tengo clase en la universidad y lo primero que escucho es el sonido del agua, está lloviendo ⛈ ya han llegado las primeras lluvias.

Me levanto, miro por la ventana y sorpresa,  la calle está mojada, mientras sigue lloviendo mucho, a lo que pienso “Tan pronto tiene que llegar el agua aquí?”, porque cuando hablo con la familia y los amigos me dicen que en España aún está haciendo mucho calor. Buff y yo aquí que tengo que ir ya con chaqueta porque hace fresquito 😰, y si quiero salir esta mañana tendré que pillar el paraguas.

Así que lo mejor será bajar a la cocina a desayunar algo calentito y quedarse la mañana por la residencia, ya que tengo la nevera y la despensa medio llena por lo que no necesito salir a comprar nada, así que a informarse un poco por internet sobre las asignaturas que voy a ir teniendo estas semanas, además de parar cada cinco minutos porque el WhatsApp no para de sonar con notificaciones de nuevos mensajes a los que contestar.

Tras pasar media mañana por la residencia y mi habitación, veo como entra ya el sol tímidamente por mi ventana, bieeeen ha terminado la lluvia al menos unas horas, pero más vale no confiarse, hoy si se sale, será con el paraguas en el bolsillo que no quiero sustos ni regresar a la residencia con toda la ropa calada.

Pero esto no dura mucho, el sol se esconde detrás de unas nubes grises que están toda la tarde amenazando con empezar a llover en cualquier momento, pero eso no nos detiene a un pequeño grupo de estudiantes Erasmus, para irnos a dar una vuelta por el centro de la ciudad y así conocerlo.

Ha sido genial y muy interesante, una de las compañeras que venía nos ha guiado por la ciudad, ya que lleva unos meses por aquí, hemos ido por el centro y el casco antiguo, nos ha llevado a un  edificio antiguo donde en el patio interior había una mezcla entre rastro y mercadillo, donde nos hemos “perdido” entre las montañas de libros que se vendían, también han captado nuestra atención la gran cantidad de  posters que estaban en venta, la gran mayoría de ellos en blanco y negro, y vajillas muy decoradas hasta el último detalle.

Tras este edificio situado en una enorme plaza hemos empezado a callejear buscando un supermercado o tiendecita donde poder comprarse nuestro amigo Checo la cena, pero hemos terminado frente a una montaña y varios grandes cubos repletos de cáscaras de mejillones, al preguntar nos han explicado que había una competición entre varios bares para ver en cuál de todos ellos se consumía mayor cantidad de mejillones y que esa montaña que había frente a nosotros y que iba creciendo ante nuestros ojos palada tras palada de los camareros, que iban vaciando los cubos repletos de cáscaras, eran los mejillones que se habían comido en uno de los bares. Vaya tela si han comido 😳, hacen falta bastantes personas para comerse tantos mejillones en un día, según nos explicaron se comen algo más de 300 toneladas de mejillones solo en este fin de semana 😨. La “Braderie” (Fiesta de los Mejillones) nunca lo había visto.

Nuestro paseo ha terminado en un hermoso y frondoso jardín de una de las facultades de nuestra universidad, hablando amenizados por música, y aunque la verdad que el lugar era muy bonito, el ambiente genial y la compañía fenomenal, al cabo  de estar allí sentados media hora hemos empezado todos a sentir frio, pese a ir todos bien equipados de chaquetas, pantalones largos y botas 😬, pero aún hemos aguantado un rato entre risas, por el frio invierno que se nos acerca muy rápidamente, porque hemos visto que en Enero hay una temperatura media de 4ºC con unas 6 horas de sol al día, así que vamos hacia el frio ya aunque no queramos que llegue tan pronto, al final el frio nos ha podido y hemos terminado despidiéndonos, para cada uno seguir el camino hacia su residencia.

Una vez he llegado a mi residencia, ni he subido a mi habitación, directamente me he ido a la cocina a tomar algo calentito, porque aunque no tenía mucho frio al estar en movimiento, no venía mal una bebida calentita y reconfortante 😄, al llegar a la cocina me he llevado la grata sorpresa de ver y conocer a nuev@s personas de la residencia, con quienes he hablado mientras ellos terminaban de cenar y yo de tomarme mi infusión. Por lo que se ve la mayoría estudian medicina o derecho en esta residencia, eso significa que formo parte de la pequeña minoría de “diferentes” que estudiamos alguna carrera de la facultad de economía, de teología o de electricidad 😎.

Ahora ya en la habitación, mirando el día de hoy, puedo decir que ha sido una jornada muy variada y divertida, donde hemos tenido las primeras lluvias, ha salido el sol, he hablado francés, inglés e español, nos hemos dejado perder por el centro, y además ya conozco a más gente de mi residencia, en resumen ha sido un día para repetir.

Cómo fue el cambio del tiempo en tu nueva ciudad? Que fiestas o actos de tu ciudad te sorprendieron?

PD: Me gustaría darte las gracias a ti por haber llegado hasta aquí, al final del post, y a todas las personas que habéis leído mis posts, y que me mandáis vuestros ánimos para que siga escribiendo, además de vuestras felicitaciones por lo escrito hasta el momento, al mismo tiempo que lo compartís los que consideráis los mejores posts con vuestros conocidos y le dais «Like» en las redes sociales.

Gracias

Anterior

Learning Agreement

Siguiente

5 cosas que debes saber de las fiestas inter residencias en el Erasmus

2 Comentarios

  1. Miriam Rodriguez

    Ala, enhorabuena por el post y el blog, me ha encantado.
    Yo tengo que admitir que me está sorprendiendo como todos los días aquí en Reino Unido tengo una señora lluvia, y la verdad que si que hecho un poco de menos el solecito de mi casa, pero hemos venido a disfrutar de lo que los venga no?
    Y fiestas raras? Pueee la verdad que nada remarcable como lo tuyo

    • Anured

      Muy bien, esa es la actitud, a encontrar lo bueno de cada cosa y sí hemos venido al Erasmus a aprender y disfrutar.

Deja un comentario