La gran cantidad de papeles o burocracia que deberás hacer, completar, rellenar,… y entregar, en las universidades, los podemos dividir en tres partes, antes de llegar a la universidad de destino, papeleo una vez allí y papeles una vez se regresa a la universidad de origen.

Papeleo antes de salir, desde tu universidad de origen

 

Lo primero es empezar por el principio del proceso Erasmus, acércate a la Oficina de Relaciones Internacionales de tu Universidad y pregunta los diferentes plazos para presentar tu solicitud para poder realizar tu erasmus. Hay que tener en cuanta, que cada Universidad tiene unos plazos diferentes, no obstante la mayoría de universidades suelen iniciar el proceso Erasmus, el curso anterior al Erasmus, entre Noviembre y Diciembre

En general a la hora de presentar la solicitud Erasmus, las universidades suelen valorar, tu nota media del expediente de los cursos anteriores, tu nivel de idioma extranjero, ya que las universidades de destino en general piden un nivel mínimo, para que puedas seguir sin muchos problemas las clases una vez llegues, pero de esto hablaremos un poco más abajo, en algunas universidades a la hora de elegir tienen mayor prioridad los alumnos cuanto mayor sea el curso en que está el estudiante, al igual que también hay quienes hacen una especie de entrevista al estudiante.

En cuanto a los idiomas que previamente hemos citado, el nivel d’idioma es cada vez más importante a la hora de conseguir tu beca Erasmus. No obstante si no tienes ningún título oficial de idiomas que puedas adjuntar a tu solicitud, deberás apuntarte a los exámenes que ofrezca tu Universidad, para que evalúen tu nivel del idioma.

Esta prueba suele realizarse después de haber presentado tu candidatura Erasmus, sin embargo puedes encontrar algunas universidades, que lo realicen antes de la presentación de la solicitud, para tener todos los resultados y datos al mismo tiempo.

No obstante, no dudes en preguntar a tu Oficina de Relaciones Internacionales por el calendario de pruebas y cual es el procedimiento para apuntarte a ellas.

Además, puede que tu Universidad, aparte del nivel de idiomas, decida hacer otras pruebas complementarias para seleccionar a los estudiantes, que podrán irse de Erasmus. En ocasiones puede tratarse de una pequeña entrevista a los estudiantes que hayáis presentado la solicitud para conoceros y ver el grado de motivación para ser beneficiario  de la beca erasmus (solo algunas pocas lo hacen).

Listas de destinos y de candidatos admitidos

Debes estar muy atento a la publicación de las listas provisionales de candidatos admitidos y destinos, de tu universidad, ya que a través de ese listado te indicarán que te falta algún documento por presentar y suelen dar muy poco días entre su momento de publicación y el día limite para entregarlo. Si no lo haces, simplemente tu candidatura erasmus será desestimada.

Tras la publicación de las listas provisionales se abre un breve periodo de reclamaciones, del que debes estar muy atento, por si ha habido algún error, debes presentar algún documento adicional o quieres reclamar alguna cosa. Este plazo suele ser muy breve.

 

Una vez pasado ese periodo de reclamaciones, se publicará el listado definitivo de candidatos admitidos y sus destinos elegidos. Revisa que todo está correcto y cuál es el destino que finalmente te han concedido. Si has solicitado algún cambio presta especial atención a que lo hayan modificado, tal como esperabas.
En la Oficina de Relaciones Internacionales te facilitaran el impreso de aceptación de la plaza Erasmus, en el que deberás formalizar por escrito la aceptación de tu admisión en el programa Erasmus así como tu conformidad con el destino erasmus concedido.

Una vez que te confirme tu Universidad que la plaza erasmus es tuya, tendrás que enviar a tu Universidad de destino una solicitud «Application form» para que te acepten el curso que viene como estudiante. Desde la Oficina de Relaciones Internacionales te informarán de cómo es el proceso según la Universidad destino que hayas elegido visitar el siguiente curso.

Posteriormente cuando conozcas, o te manden las asignaturas ofrecidas en tu universidad Erasmus, piensa qué asignaturas vas a cursar y rellena tu Learning Agreement. Esta es una parte esencial de tu Erasmus, por no decir que es prácticamente el papel más importante de toda la burocracia erasmus, pero ya te avisamos que te traerá de cabeza durante toda tu estancia!