En este post, habrá un tono más reflexivo que en los post anteriores, ya que “adiós, au revoir, goodbye…” y en algunos idiomas más, han sido las palabras que más han formado parte  de nuestros días éstos dos últimos meses, aquí en Lille. Debido a que  los estudiantes de un solo semestre Erasmus se vuelven a sus universidades de origen, dando lugar al difícil momento de despedirse ….., al mismo tiempo que llegan nuev@s estudiantes Erasmus, para estudiar este segundo semestre en Lille. Como os dije en uno de los primeros posts del Erasmus, yo me quedo todo el curso.

Aun con la emoción que sentí al volver a casa, a pasar las navidades en familia y con los amig@s, y también que viniese a principios de Enero mi abuela, tías y prim@s a pasar unos días aquí conmigo en Lille, tengo que decir que estos dos últimos meses han estado muy cargaditos de emociones, ya que cuando llegué estaba prácticamente solo y como poco a poco vas conociendo a gente, en una fiesta, en clase, en la residencia….. y sin darte cuenta en el transcurso de unos pocos meses se han convertido en amig@s para siempre.

Como dice un amigo francés “Estos días la manada se reduce y evoluciona”, porque en estos meses que hemos compartido todo nuestro día a día, gente de muy variadas y diferentes nacionalidades, se han convertido en verdaderos amig@s de por vida, porque hemos vivido juntos mil y una aventura.

Este grupo que hemos formado, personas que no nos conocíamos de nada, hace apenas un año, y ahora somos algo similar a una familia, la cual está siempre apoyándose y animándose ante todos los retos, porque cuando estás tan lejos de tu familia y te das cuenta que realmente estás solo y que ellos siempre no van a estar a tu lado para ayudarte en todo y que eres tú quien debe luchar por lo que quieres. Pues como se hace en el Erasmus:  “formas tu propia familia”, en la cual cada uno desarrolla un papel: está el responsable que se acuerda de todo, desde la fecha límite en que debías entregar los papeles de la CAF y los papeles que deberías entregar, hasta de las convalidaciones de asignaturas, que tiene cada uno en su “Learning agreement”, “gracias responsable”. También tenemos al cociner@, que nos puede cocinar cualquier cosa a la hora que sea, ya sean las 7h de la tarde como las 4h de la madrugada, con cualquier cosa que pille por la despensa, “gracias cociner@”. Como no también tenemos al viajer@, que parece pasar más tiempo viajando por Europa que en las aulas de la universidad, siempre organizando todas las escapadas, “gracias viajer@”. No podía faltar, el “ligón/visionari@”, que nada más entrar al pub ya nos ha emparejado a tod@s, esa noche, y también tenemos al fiestero que es el que sabe y nos informa de todas las fiestas que hay, sea en la resi, en  la uni o donde sea, con él siempre hay fiesta asegurada.

En resumen, opino que se debe mirar con optimismo la despedida, aunque en ese momento sea muy dura y se escapa más de una lágrima al despedirse, pues se va un amig@, aunque sabes que se va de aquí pero la amistad continuará. Y aunque no parezca, el grupo va creciendo, pues van viniendo gente nueva para estudiar este semestre y van acoplándose al grupo.

Y ahora que lo pienso 😱, tengo amig@s en todos los continentes, bueno todos no, aún no he conocido a nadie de la Antártida 🐧. Por lo que tengo que prepararme para empezar a viajar.